Saramago recupera su niñez para entender quién es

El Premio Nobel describe la realidad rural de los años veinte y treinta en ‘Mis pequeñas memorias’

“Estamos hundidos en la mierda del mundo y no se puede ser optimista; el que es optimista es estúpido o millonario y le importa un pepino lo que ocurra alrededor”. Así de categórico y escéptico se ha mostrado el escritor portugués José Saramago en la presentación de su último libro esta mañana. Mis pequeñas memorias (Alfaguara) recuerda sus orígenes humildes, su niñez, su adolescencia y su relación con la naturaleza para entender el hombre que es hoy y contarlo.

El premio Nobel portugués se ve a sí mismo en el pasado como un niño melancólico y tímido que aprendió de sus padres analfabetos los valores que le han servido durante toda su vida. Pero advierte que su última obra no es sólo un libro de memorias. “Lo que cuento son recuerdos permanentes que siguen en mí, es algo que acabo de sentir o experimentar”.

Mis pequeñas memorias, que describe la realidad rural de los años veinte y treinta, ha tardado más de 20 años en gestarse, porque siempre lo interrumpía para dedicarse a alguna otra novela. “Hay momentos muy duros en este libro vividos por mí o en los que he estado yo presente”, confiesa Saramago.

En Mis pequeñas memorias, Saramago retrocede casi un siglo para relatar anécdotas sorprendentes. “Hablo de mis padres y de mis abuelos, que están todos muertos, y de las personas que no han dejado nada y yo les he recuperado para otra forma de vida”.

ELPAIS.com / EP – Madrid – 25/01/2007

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s